Consejos para contratar un seguro para tu mascota

En estas fechas es posible que una pequeña mascota esté a punto de llegar a tu vida. Es natural, la compañía de una mascota es algo muy valorado por muchas personas que aprovechan para proponerse cuidar de una vida nueva o bien para regalar un perro o un gato a una persona que lleva mucho tiempo deseándolo. La información es amplia al respecto del proceso de adquirir o adoptar un animal y es lógico que ya conozcamos los motivos por los que sería positivo o  deberíamos contratar un seguro para nuestra mascota. Una vez con la decisión tomada pueden aparecer preguntas acerca de cómo puede contratarse este tipo de servicio y si hay que cumplir algunos requisitos.

Efectivamente, los procesos de contratación pueden ser tediosos en cuanto a la cantidad de papeleo que hay que presentar o el número de pasos que hay que dar y podemos perdernos fácilmente. En cuanto a si es necesario cumplir con una serie de condiciones, podemos adelantarte que sí. Comencemos hablando sobre esto en primer lugar para luego comentar sobre los procesos y pasos de contratación.

Requisitos para asegurar

Tu mascota y tú debéis cumplir una serie de requisitos para poder contratar un seguro. Verás que en alguno de estos requisitos será necesario esperar un tiempo ya que se refieren a edades y en otros deberás realizar una serie de trámites muy sencillos. Es bueno conocer estas premisas para poder realizar con tiempo aquellas gestiones necesarias y no encontrarnos con sorpresas cuando ya vamos a asegurar.

En cuanto a tu mascota, los requisitos son siempre cuatro. Lo primero que debes hacer cuando un animal llega a tu vida, ya sea porque la compres o si la adoptas, es proporcionarle identificación. Procura que tu mascota cuente con chip, de esa forma si se pierde esta información funcionará como su carnet de identidad y podrán ponerse en contacto contigo. Los animales que están en protectoras ya cuentan con él cuando encuentran nueva familia, de modo que solo deberás asegurarte de que lo proporcionan de ese modo sin realizar más trámites al respecto. Sin embargo, si adquieres el animal es muy posible que necesites llevarlo a un veterinario para que le coloque este dispositivo. En esta visita al veterinario aprovecha y solicita una revisión del estado de salud general del animal así como un informe acreditativo del mismo. Este es el segundo requisito, estar en una condición óptima de salud. Vigila que el profesional al que has acudido se encuentra colegiado, de modo contrario el certificado no tendrá validez y deberás solicitarlo de nuevo.

La tercera condición es que el animal debe estar censado en tu Ayuntamiento. Normalmente basta con cumplimentar de forma correcta la solicitud de censo y presentarla en el área correspondiente (normalmente se llamará registro de animales de compañía). En dicho servicio se pueden tramitar altas y bajas, de modo que, si por desgracia, tu animal de compañía ha fallecido será necesario darle de baja de dicho registro.

El último requisito se refiere a las características de la mascota en sí, en cuanto a edad, raza y tipo de animal. La edad mínima para solicitar un seguro es de 3 meses, de forma que si acaba de nacer tendrás que esperar este tiempo para poder asegurarlo. Sobre las razas y tipo de animal solo recordarte que para determinados perros el dueño tiene la obligación por ley de poseer una serie de coberturas. Te invitamos a que consultes cuáles son esas situaciones en nuestro artículo sobre el seguro básico para mascotas.

Las condiciones para ti son también sencillas de cumplir. Lógicamente debes ser mayor de edad y ser ciudadano español o encontrarte en situación legal en el país. Superadas estas condiciones, lo siguiente en que debes fijarte es que figuras como dueño del animal en el censo. Si todo esto ya lo tienes, en condiciones normales ya estarás listo para contratar un seguro. La excepción son los casos de personas que tienen con ellos animales de razas consideradas como potencialmente peligrosas en cuyo caso además de estas deberán contar con una licencia. Consulta en nuestra página sobre perros ppp en qué consiste esta licencia.

Cómo contratar un seguro animal

Probablemente la pregunta que te rondará la cabeza a la hora de contratar un seguro es qué tipo de información tendrás que proporcionar a la compañía. Bien, los datos necesarios se refieren de nuevo a ti y a tu mascota. Tenerlos a mano te ayudará a que el proceso sea mucho más ágil y seguro para ti al poder valorar de antemano si deseas dar este tipo de información o no.

  • Referentes al dueño. La información básica referente a su identificación como son su nombre, apellidos y el número de documento de identidad. Tras estos, otros datos fundamentales serán de contacto para poder establecer comunicación ante dudas, resolver incidencias u obtener otra información. Normalmente como contacto se solicita una dirección de e-mail y un número de teléfono. Por último será necesario establecer un número de cuenta para poder realizar los cobros correspondientes. En nuestro caso, debes estar tranquilo ya que si alguno de estos datos no los tienes en el momento de rellenar el formulario, te llamaremos para que puedas proporcionar el dato más adelante.
  • Referentes a la mascota. Se solicitan datos de descripción del animal como son su raza, peso, edad e identificación. De esa manera puede conocerse si se trata de un perro considerado como potencialmente peligroso o no, ya que la cuantía del seguro variará en función de si el animal asegurado es de una de estas razas o no. Los demás datos se piden para proporcionar un cálculo personalizado de la cuantía del seguro. Recuerda que dispones de un calculador que te dirá con exactitud y de forma inmediata este dato.

Una vez cumplimentados estos sencillos datos, simplemente deberás esperar nuestra llamada. Esta sucederá en un plazo que variará entre 24 y 48 horas como máximo. En ella te confirmaremos la contratación del servicio y se solicitarán datos en caso de que sea necesario alguno adicional. Si tienes alguna pregunta, es un momento estupendo para plantearla y con gusto la resolveremos. Tras ello te remitiremos la documentación del seguro para puedas disponer de ella siempre que la necesites. A partir de ese momento, podrás disfrutar de las coberturas que te ofrecemos.