16 RAZAS DE PERRO MAS PEQUEÑAS Y POPULARES DEL MUNDO

¿Buscas un perro pequeño, toy o miniatura?

Pues no busques más, porque te vamos a mostrar las razas de perro más pequeños del mundo.

Pese a que, inicialmente, algunos de ellos fueran utilizados en la caza de pequeños roedores o para hacer salir a los conejos de las madrigueras, en la actualidad estas razas se han convertido en los animales de compañía perfectos.

Aportan diversión, entretenimiento, cariño, y siempre están a tu lado para acompañarte.

Eso sí, son tanto o más activos que un perro grande, por lo que necesitan igualmente hacer ejercicio a diario.

Os presentamos varias razas mundialmente conocidas por su reducido tamaño. Estamos seguros de que te van a encantar cada uno de ellos.

1. Australian Silky Terrier

Habitualmente se les confunde mucho con los Yorkshire Terrier por tener prácticamente la misma capa de pelo.

No se trata ni mucho menos de una casualidad, ya que es el resultado de la unión de los Yorkshire con el Australian Terrier.

Estaba pensado, y así se empleaba, para cazar roedores.

Pesan entre 3 y 5 kilos y medio.

Son muy dinámicos y les gusta jugar.

Aunque se pueda mostrar reacio al contacto con terceras personas, le encanta la vida en familia y formar parte de ella

2. Bichón Frisé

Este diminuto ejemplar, el Bichón Frisé, de apenas 20 centímetros y de entre 2 y 4 kilos, resulta de lo más gracioso con su aspecto redondeado debido al pelo afro y esponjoso, y con un rostro que siempre le hace parecer alegre.

El pelo, además, es muy suave y se lo suele atusar para mantenerlo presentable.

Su historia está llena de altibajos, ya que pasó a ser un perro común entre la nobleza mediterránea, a estar casi abandonado.

Tras la Primera Guerra Mundial se retomó el interés de la raza hasta nuestros días.

Ahora es un perro de compañía ideal, incansable cuando se trata de jugar y que necesita sentirse querido por la familia.

El cuidado del pelo y de los ojos es lo más esencial.

3. Bichón maltés

Del mismo tamaño es su tocayo italiano.

Los orígenes del bichón maltés no están bien documentados ya que datan de la antigüedad.

Los bichones malteses son perros tranquilos, obedientes y fáciles de educar.

Son los compañeros perfectos para familias con niños pequeños y personas mayores ya que aunque son juguetones tienen un nivel de energía medio/bajo por lo que es fácil la convivencia con ellos en pisos y apartamentos pequeños.

No tienen ninguna tendencia a la agresividad y son pacientes con los peques.

Necesitan un paseo diario pero no tiene porqué ser intenso ni largo.

A pesar de todo esto, para que no sean inseguros, ladradores, etc. deben estar bien socializados y equilibrados.

4. Bulldog francés 

Son muy cariñosos, juguetones y fáciles de cuidar.

Su popularidad está relacionada directamente con la facilidad que tienen para vivir en ciudades.

No necesitan realizar demasiado ejercicio por lo que se adaptan bien a casas pequeñas y a personas poco activas, pero cuidado, esto no nos debe confundir, necesitan mucha atención ya que están muy unidos a su familia, por lo tanto no es una raza apropiada si pasamos mucho tiempo fuera de casa ya que se sentirán solos.

El hecho de que fuera criado como animal de compañía hace que se lleve muy bien con extraños y que normalmente no tenga problemas con otras mascotas (a veces pueden ser un poco celosos).

Importante: Normalmente roncan, aunque este será el sonido menos molesto cuando comiencen a escuchar el resto de sonidos que salen de su pequeño cuerpo (Hay que tener en cuenta que son muy sensibles al clima)

5. Boston Terrier

El Boston Terrier proviene de Nueva Inglaterra y fue creado a finales del siglo XIX cruzando un Bulldog inglés con un English white terrier.

Más adelante se pudieron hacer otros cruces hasta llegar a su aspecto actual. Es un perro amigable, despierto y juguetón.

Son inteligentes y fáciles de educar, pero necesitan que les marquemos bien el territorio o creerán que ellos mandan.

Responsables con los niños y buenos con las personas mayores, los Boston terrier son amistosos con extraños y gustan de sentirse parte de la familia.

Con una educación adecuada será un perro de compañía con muy buen carácter.

6. Carlino

Los carlinos tienen una actitud muy alegre y animada.

Pueden resultar muy revoltosos sobre todo cuando son cachorros, pero esto les hace ser más adorables si cabe.

A pesar de esto no podemos olvidar que todas las razas necesitan una buena socialización y que se les marque cual es su lugar dentro de la familia para que estén equilibrados y felices.

Pueden ser sensibles a gritos y dueños demasiado autoritarios, así que aunque necesitan un líder firme que les maque los límites también necesitan que sea sensible y consecuente.

No suelen ser perros muy ladradores y se llevan bien con niños y otras mascotas.

7. Caniche

El caniche es una de las razas de perro más populares por las facilidades que dan como mascota de compañía y por la divertida estética de su pelo ensortijado.

Pesan entre 4 y 5 kilos y se quedan por debajo de los 30 centímetros.

Aquellos que disfruten de su compañía podrán decir que es treméndamente fiel, familiar y que aportan felicidad al hogar.

En ocasiones, incluso pueden asumir un rol sobreprotector que les haga ser reacios a la presencia de extraños.

Llevarlo a la peluquería es casi obligado, dada la dificultad que supone cuidarle bien el pelo.

8. Chihuahua

El chihuahua pesa alrededor de dos kilos y su cruz está entre los 15 y los 20 centímetros del suelo.

Sin embargo, su tamaño no le impide ser un perro tremendamente activo que siempre busca jugar y al que le encanta estar entre personas.

Procede de las antiguas civilizaciones norteamericanas, donde ya se catacterizaba por su tenacidad, astucia y pillería.

Lo que más resalta a la vista son las grandes orejas puntiagudas que tienen para lo pequeños que son.

9. Dachshund

Es criado desde principios del siglo XVII y era usado para escarbar madrigueras en busca de tejones o conejos, de hecho la palabra alemana “dachs” significa tejón.

Son perros inteligentes, curiosos, valientes y graciosos.

Tienen algunas características parecidas a los terriers, ya que se usaron durante muchos años como perros de caza.

Necesitan un dueño que le imponga unos límites claros, ya que si no se puede volver arisco con los extraños y en casos graves hasta con sus dueños.

Si se les sobreprotege o trata como a bebés pueden desarrollar problemas típicos de los perros pequeños como ser antipáticos, celosos, ladrar mucho y ser impredecibles.

Sin embargo con una buena educación son perros encantadores y muy buenos para la vida familiar.

10. Jack Russell Terrier

 Los Jack Russell Terrier son perros activos, juguetones y cariñosos.

Les encantan los juegos con juguetes y con sus dueños.

También se divierten con otros perros o mascotas.

Necesitan tener reglas que seguir, por lo tanto el líder debes ser firme y dedicarles tiempo, se suele decir que debido a su inteligencia si no están bien adiestrados “si se les ofrece la mano pueden coger todo el brazo”.

Así pues, si no se les educa con la suficiente autoridad pueden ser difíciles de entrenar.

Tienen fuertes instintos de caza, más altos que otros terriers, por eso tienen que estar bien adiestrados y equilibrados para que no nos lleven a tener problemas desagradables; peleas con otros perros, muerte de pequeños animales, etc.

Por esto es una raza recomendable sólo para personas que tengan experiencia en adiestramiento y que tengan disponibilidad de tiempo para dedicarles.

11. Papillón

La raza Papillón es una de las razas de perro más antiguas, pudiendo ser reconocidos en obras de arte europeas desde hace 700 años.

 Su nombre en francés significa mariposa, nombre que le viene por la forma puntiaguda y oblícua que tienen sus orejas.

La cabeza redondeada y los ojos saltones recuerdan a los Chihuahuas.

Pesan alrededor de 5 kilos y como mucho pueden alcanzar 28 centímetros de altura hasta la cruz.

Son perros bastante vivos y curiosos.

Les gusta jugar pero no con todo el mundo.

A los extraños prefiere tantearles de lejos.

En torno al rostro y la pechera, el pelo le asoma en forma de flecos, los cuales deben ser cepillados si no queremos que se formen nudos.

12. Pekinés

Según una antigua leyenda china, el pekinés surge de la unión de un león enamorado de una mona, por eso es valiente como su padre y adorable como su madre :).

Volviendo a la realidad, el pekinés fue un perro adorado por la familia imperial en la ciudad Prohibida de Pekín, consideraban que alejaban a los malos espíritus y si alguien les hacía algo podían incluso condenarlo a la muerte.

Estaba prohibida su exportación, pero en 1860 lograron llevar 5 ejemplares ante la reina Victoria de Inglaterra.

Ladran ante cualquier cosa que desconocen, quizá por miedo o por precaución ante lo que podría suponerles una amenaza.

Son valientes, leales y cariñosos con sus dueños.

Su cuerpo es muy recortado y compacto, más ancha en las extremidades delanteras que en la parte trasera.

El hocico es achatado, como el de algunos mastines.

Su peso oscila entre los 2 y 6 kilos, y su tamaño entre los 15 y 25 centímetros.

13. Pinscher miniatura

Los pinscher miniatura vienen de Alemania.

Desarrollados a partir del teckel (perro salchicha), del Lebrel italiano, y del pinscher alemán.

La raza fue criada para controlar a los roedores en los establos.

El pequeño pinscher es valiente, enérgico y leal con su dueño.

A pesar de su pequeño tamaño tiene un carácter fuerte, por lo tanto hay que tener mucho cuidado en su educación y no dejarse llevar por su apariencia ya que si no tenemos cuidado se puede convertir en el rey de la casa.

Si no están equilibrados;bien socializados, pueden ser agresivos con otros perros y desarrollar un nivel de nerviosismo excesivo.

A pesar de su pequeño tamaño y de que son muy activos en casa, les gusta jugar, necesitan un paseo diario para liberar tensiones y disfrutar del aire libre.

14. Pomerania

Aunque su abundante pelaje, como escardado, le haga parecer más grande, el Pomerania tan solo pesa 3 kilos y medio (como máximo) y mide 22 centímetros hasta la cruz.

Se trata de una raza muy hogareña y familiar, tanto que tienden a mostrarse distantes y precavidos con quien no conocen.

Son perros muy inteligentes que necesitan estímulos constantemente para saciar sus necesidades de actividad.

15. Shih Tzu

El Shih Tzu, de orígenes chinos, su nombre traducido equivale a ‘Perro León‘, algo que, dado a sus escasos 25 centímetros y a su peso entre 5 y 8 kilos, queda exagerado.

Se caracteriza por tener un fuerte carácter que ya se vislumbra de su rostro, pero les gusta la vida en familia y que le hagan sentirse querido.

También hay que cuidarles el pelo con frecuencia para que no se les enrede ni se enganchen los parásitos

16. Yorkshire Terrier

La raza de perro Yorkshire Terrier, desarrollada en Inglaterra, fue pensada en principio para la caza en madrigueras, pero acabó gustando a los burgueses y hoy estos perros se han convertidos en un objeto de culto para los amantes de las razas pequeñas.

Suelen pesar algo más de 3 kilos.

El color del pelaje es atigrado en el rostro, y dorado y negrizo en el cuerpo.

Tienen tanto pelo que es raro ver a un Yorkshire por la calle sin una pinza que le sujete el flequillo.

Para mantenerlo bien cuidado, el cepillado y peinado diario es imprescindible.

Esperamos que os haya resultado útil.